Las mejores motos eléctricas de 2022

Moto eléctrica deportiva CR6 de Horwin

Una de las marcas de origen asiático que se han adentrado en España de manera oficial es Horwin.

Su inspiradora, fantástica y revolucionaria intención ha sido la de crear una moto eléctrica sin precedentes. De hecho, las motos Horwin son lo último en lo que concierne a la emoción y a la conducción inteligente.

Diferentes modelos de motocicletas eléctricas Horwin

Si estás pensando en comprarte una moto eléctrica, es conveniente que primero sepas cuáles son las características de los modelos que ofrece la marca Horwin.

Después de mucho tiempo de trabajo, la marca Horwin, junto con la colaboración de otras grandes empresas, ha logrado un modelo que no se había visto hasta ahora antes en el mercado: una cafe racer eléctrica, es decir, una moto típica de los años 50. Esta es la CR6 PRO que tiene una autonomía de 100 kilómetros en los que su rendimiento siempre es constante.

Por otro lado, como es eléctrica, cuenta con las ventajas de este tipo de motores como conseguir una aceleración en tan solo 5 segundos de 0 a 60 kilómetros por hora. Igualmente su velocidad máxima alcanza los 105 kilómetros por hora. Su motor sobresale por haber conseguido combinar el motor de una moto eléctrica con la transmisión manual de cinco marchas típica de una moto de combustión.

Horwin Motos Eléctricas 125 CR6 Pro

También destaca la seguridad que ofrece esta marca gracias a un controlador que aporta mayor ahorro energético y fiabilidad, así como su sistema EBS de máxima seguridad.

Siguiendo el estilo del anterior modelo, esta motocicleta eléctrica deportiva es la equivalente a una de 125 cc. Su velocidad máxima es algo menor que la CR6 PRO, llegando a alcanzar los 95 kilómetros por hora, aunque su potencia es la misma. Usa un sistema CBS de frenos que reduce la distancia del frenado y aporta mayor seguridad a los viajeros.

Moto eléctrica deportiva CR6 de Horwin

Gracias a sus faros LED, es posible ver en la oscuridad mientras se va conduciendo, ya que tienen un rendimiento 5 veces mayor que una bombilla halógena.

El diseño de esta moto es más moderno, con líneas más suaves y unos acabados en tonos vivos pensada para disfrutar de ella a diario. Es el modelo scooter de la marca y sus características principales es que es muy espaciosa y cómoda. Su velocidad máxima es de 95 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 100 kilómetros gracias a sus dos baterías.

Moto eléctrica scooter EK3 de Horwin

Su iluminación led para el día otorga una mayor seguridad a la hora de conducir. Además, tiene un cargador con conector USB que te facilitará tu día a día.

Esta es la hermana pequeña del modelo EK3, en concreto, es su versión ciclomotor aunque sigue las líneas y los diseños de la anterior. Y es que a pesar de ser un ciclomotor, tiene un motor de 2.800 W de alto rendimiento pudiendo llegar a alcanzar los 45 kilómetros por hora. La autonomía que se consigue con la batería de esta moto eléctrica es de 90 kilómetros por hora, una distancia más que suficiente para que se convierta en tu compañera perfecto en tu vida diaria. Su salpicadero inteligente y táctil muestra toda la información que se necesita durante la conducción.

Motivos por los que elegir una moto eléctrica

Un ahorro considerable de dinero

El precio del diésel y de la gasolina está cambiando de manera constante. Unas veces suben, otras bajan… pero lo que es cierto es que siempre van a ser mayores al de la electricidad. Por eso, elegir una moto eléctrica te hará ahorrar en cada uno de tus trayectos.

Por otra parte, en un vehículo eléctrico desaparece casi por completo el gasto por mantenimiento. Solamente habrá que cambiar de manera periódica las pastillas de frenos y los neumáticos, pero por otro lado, te podrás olvidar de otros costes.

Moverse rápido mientras cuidas el medio ambiente

Moverse por la ciudad resulta mucho más sencillo si se va sobre dos ruedas. Al subirse en una motocicleta eléctrica se van a evitar atascos y además permite circular con mayor libertad frente a las limitaciones de circulación que cada día se están imponiendo con más fuerza en las grandes ciudades.

Y todo ello apostando por una conducción más sostenible y libre de humos.

Una gran autonomía

La autonomía de estas motos permite que el conductor se despreocupe en su día a día y pueda disfrutar de cada uno de sus trayectos. Y todo ello sabiendo que no se está contaminando y que no se tiene límites de circulación.

Facilidad a la hora de recargar las baterías

A diferencia de los coches eléctricos, las motos eléctricas se pueden recargar en cualquier enchufe y además, se pueden extraer sus baterías, es decir, que se pueden llevar a casa o al trabajo para cargarla mientras no se está utilizando la moto.

Sin olvidar el puerto USB que tienen y con el que se puede cargar durante el trayecto los dispositivos que se deseen. De esta manera se estará siempre comunicado y no habrá que preocuparte porque el móvil se esté quedando sin batería durante el viaje.

Un ahorro considerable de dinero en la compra de una moto eléctrica

Gracias al plan Moves III, una ayuda que proporciona el Gobierno, es posible comprarse una moto eléctrica prácticamente al mismo precio que el de una de gasolina. Estas ayudas pueden llegar a sumar una cantidad de 1.100 euros o de 1.300 euros si se entrega un vehículo de segunda mano.

En definitiva, si eres capaz de imaginarte un mundo y una ciudad sin contaminación, ni humos, ni ruidos es porque sabes lo importante que es el uso de vehículos eléctricos. De hecho, son la solución a estos problemas. Por eso, es importante que todos apostemos por la eficiencia y la sostenibilidad que ofrecen las motos de la marca Horwin.